Menú principal


 
 
Producciòn
Escrito por Director   
Miércoles, 02 de Septiembre de 2020 15:25

Se intensifica la lucha contra el HLB en Entre Ríos

 Incrementando el monitoreo en el territorio, promoviendo la detección temprana de la bacteria y potenciando las estrategias de mitigación y erradicación, se intensifica la lucha contra el HLB en la provincia.


Las acciones se encaran a través de un trabajo conjunto entre el gobierno provincial, la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), la Asociación de Citricultores de Concordia (ACC) y el Senasa.

A partir de la detección de casos positivos en cuatro puntos de la zona norte de Federación, el secretario de Agricultura y Ganadería de la provincia, Lucio Amavet recorrió las quintas afectadas, conversó con los productores, asistió a una reunión en Villa del Rosario, donde se realizó un balance del plan de monitoreo; y dio a conocer el trabajo de articulación público-privada que se viene realizando entre el gobierno provincial, la Federación del Citrus de Entre Ríos (ENTE Fecier), la Asociación de Citricultores de Concordia (ENTE ACC) y el Senasa, a partir del convenio firmado en mayo pasado, para prevenir el avance de la enfermedad HLB en la provincia.

En este marco, Amavet indicó que “Entre Ríos tiene una política clara y definida de prevención y control contra el HLB, entendiendo que el Estado debe ser protagonista y dar respuesta precisa en esta batalla”. Al respecto mencionó: “Entendimos la necesidad de aumentar el número de monitoreadores, lo cual implica alcanzar más quintas monitoreadas, y esto nos permite precisión en el diagnóstico del estado actual de la enfermedad identificando su presencia. Este seguimiento nos habilita a su vez tomar las decisiones correctas lo más pronto posible, con la firme intención de erradicar la enfermedad, erradicando la bacteria que la causa y controlando el insecto. Poder definir zonas de contingencias en las cuales avanzamos con un sistema de monitoreo más intensivo y siempre procurar promover la sensibilidad de los productores ante este flagelo”, dijo Amavet.

En relación a las acciones que se han concretado desde la firma del convenio, en mayo de este año, Amavet destacó la creación de “la mesa citrícola, que colabora en consolidar el espacio de discusión y planificación, además de garantizar la acción operativa de lo que surja de ese ámbito, y disponer de los recursos para que eso se materialice”.

Por su parte, el coordinador del programa de Fortalecimiento del HLB en la provincia de Entre Ríos, Juan Verliac, detalló que “el objetivo del programa es garantizar la lucha contra el HLB a partir de la detección temprana. Esto es, el monitoreo de la mayor cantidad de superficie citrícola en la provincia para poder detectar la presencia de la bacteria que causa el HLB. Esto se hace a partir de dos herramientas, una tiene que ver con la identificación de sintomatología sospechosa en planta y por el otro lado con la captura del insecto vector Diaphorina citri, conocida comúnmente como chicharrita, y a partir de ahí identificar la presencia de la bacteria en el territorio”.

Políticas de gestión realizadas

Verliac indicó “que cuando se iniciaron las actividades, luego de la firma del convenio, se vio reflejada la intensidad del trabajo a partir de las detecciones que se realizaron en la zona de riesgo más complicada que tenemos al noreste de la provincia, por estar en contacto con el corredor vial de la ruta nacional Nº14, que es el principal eje de dispersión que tiene hoy el HLB”. Esto sustentado en el modelo predictivo realizado en 2016 que se realizó en conjunto con INTA, la Asociación Citricultores de Concordia y contó con la invaluable colaboración del departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

“Nuestros equipos de monitoreo al detectar la presencia de la bacteria comienzan a trabajar articuladamente con la autoridad fitosanitaria nacional Senasa con quienes coordinamos las tareas de mitigación, y es el organismo oficial que tiene la responsabilidad de notificar al productor la presencia de una planta enferma y su erradicación, y de ahí en más el equipo comprendido dentro del convenio, lleva adelante las siguientes acciones”, detalló el ingeniero.

Remarcó que esta enfermedad “es la más destructiva de los cítricos en el mundo y aún no tiene cura. Mundialmente causa pérdidas económicas enormes. Y la herramienta fundamental que hemos consolidado es la detección temprana a partir de los monitoreos, y a partir de ese diagnóstico tener una oportunidad de éxito en la lucha”.

Acciones post detección

Verliac precisó que, a partir de la detección de casos positivos de HLB, las medidas de mitigación se realizan mediante un trabajo articulado entre la provincia, la Fecier, el equipo técnico de fortalecimiento y el Senasa.

En primer lugar, como se mencionó, Senasa informa al productor sobre el resultado positivo de los laboratorios habilitados, se establece con él la erradicación de la planta detectada y el control del insecto vector según los monitoreos detecten presencia. Luego se generan reuniones con el productor afectado y el grupo de productores circundantes a la quinta con el problema, con el objetivo de proponer una estrategia de monitoreo más intenso a cargo de los productores y con el respaldo y acompañamiento del ENTE Fecier, promoviendo así el seguimiento periódico para la detección de más sintomatología sospechosa y de ser necesario el control del insecto vector en la zona con presencia.

Con este objetivo el grupo de monitoreadores del fortalecimiento en la prevención de HLB en la provincia realiza un monitoreo en el 100 por ciento de las plantas en un radio de 500 metros alrededor del positivo con el objetivo de identificar posibles dispersiones a través de la detección de sintomatología sospechosa y Diaphorina infectada.

Con ese diagnóstico se avanza en la capacitación a productores en métodos de captura de presencia de Diaphorina en el lote donde ocurrió la detección de HLB y en los lotes aledaños. El objetivo es lograr una intensidad de monitoreo periódico, para tener cada 15 días, la información precisa de la presencia de sintomatología sospechosa y presencia de Diaphorina y de ser necesario, determinar los controles pertinentes.

Un aporte importante, por parte del ENTE Fecier, es la disponibilidad de técnicos capacitados a los productores que necesiten acompañamiento y no cuenten con asesoramiento en el tema.

“De esta manera, en la provincia de Entre Ríos confluyen la fuerte intensidad de monitoreo en el territorio, la responsabilidad del productor en acompañar, realizando la parte que le toca, el proceso desde su propio establecimiento y compartirlo con los grupos regionales que trabajan en controlar las poblaciones de Diaphorina”, expresó el coordinador del programa de Fortalecimiento del HLB.

Comunicación con los productores

Si bien las reuniones masivas actualmente están prohibidas a raíz del Covid-19, los actores de este programa procuran tener reuniones con el productor afectado y con los vecinos.

Al respecto Verliac sostuvo que “esta enfermedad no garantiza una lucha efectiva si se toma un solo establecimiento o productor. Es tan compleja, que demanda que todos los productores de una zona trabajen en un sentido de prevención. Por esto es que las medidas de mitigación si bien en principio van dirigidas hacia el productor que se le detectó el positivo, el trabajo de fortalecimiento contra la lucha del HLB tiene que ver con definir las estrategias que el productor y sus vecinos tienen que hacer para dar pelea”.

Consultado sobre las diversas temáticas tratadas en las reuniones, Verliac detalló que “concretamente se definen las técnicas de control del insecto vector. Se proponen capacitaciones respecto al monitoreo de los establecimientos tanto para la detección de sintomatología sospechosa como también la presencia del insecto vector Diaphorina citri”.

Y agregó: “Si bien ha habido en el territorio muchas instancias de capacitación, lo que se está procurando es que el productor aprenda a hacer ese monitoreo para tomar dimensión real de lo que está pasando en cada uno de sus establecimientos. A su vez confluir esa información en la región a la que pertenece cada grupo de productores y así entre todos se sepa lo que está pasando y poder tomar medidas concretas respecto a eso”, dijo Verliac.

Participación de los Entes

El presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Ariel Panozzo Galmarello, destacó “el compromiso que el productor citrícola debe tener como actor principal en la defensa de la citricultura, la propia e institucionalmente la de la región, porque es la economía regional más importante del noreste entrerriano y entre todos tenemos que defenderla”. Hoy se destaca ese compromiso, cada productor en cuya quinta se detectó presencia de la bacteria causante de HLB ha tomado las medidas de mitigación propuesta y en todos los casos, los grupos de productores de cada zona, participa mayoritariamente en las actividades regionales propuestas.

Por su parte, el director del Centro Regional Entre Ríos de Senasa, Maximiliano Villone, señaló que “el Senasa lleva muchos años trabajando en territorio, en lo que respecta a la prevención del HLB y siempre hemos recibido apoyo tanto de la Fecier como del gobierno de la provincia de Entre Ríos y la Asociación de Citricultores de Concordia”.

“Esto ha permitido una intensidad de trabajo que hoy nos posiciona muy bien para tener una oportunidad de hacer frente al HLB. Tener la superficie que tenemos del territorio monitoreado, la cantidad de muestras analizadas, la cantidad de actores capacitados define que se está consolidando en este territorio, gracias a la acción interinstitucional y destacando principalmente a la Fecier, la ACC y del gobierno de la provincia, se definen grandes capacidades para dar batalla al HLB”, conluyó.

(Prensa Ministerio de Producción)