Menú principal


 
 
Londres
Escrito por Director   
Domingo, 23 de Agosto de 2020 12:34

Subastan las gafas de Gandhi en un precio rècord

 Un coleccionista propuso la cifra de 260.000 libras esterlinas (casi 290.000 euros) por teléfono a los seis minutos de iniciada la convocatoria. Los lentes son de oro y datan de los años '20.


Un par de gafas de oro con lentes redondos pertenecientes al Mahatma Gandhi fueron vendidos en una subasta en Inglaterra en un precio récord de 260.000 libras esterlinas -casi 20 veces la expectativa inicial- tras haber pasado de generación en generación en una familia por casi 100 años.

Los anteojos, incluso, corrieron el riesgo de ser arrojados a los desperdicios, según la agencia de noticias ANSA.

Los lentes de los años '20 del siglo pasado pertenecieron al entonces joven abogado indio Mohandas Gandhi, que en Sudáfrica los usaba para leer y que se los regaló a un conocido, en cuya familia la reliquia paso de generación en generación.

Los anteojos terminaron en un sobre de carta en el interior de una gaveta por casi cincuenta años durante los cuales corrieron el riesgo de ser arrojados a la basura al ser considerado un "objeto inútil".

Y luego un descendiente decidió llevarlos a una casa subastadora de East Bristol Auctions y los dejó en un buzón acompañado de una misiva: "Estos anteojos pertenecieron a Gandhi, por favor llámenme".

Allí permanecieron, medio adentro medio afuera debido a su tamaño, del viernes al lunes por la mañana. "Tranquilamente podían haber sido robados y terminar en un cubo de desperdicios", comentó a medios británicos el subastador Andrew Stowe.

En cuento al propietario, narra: "Si considera que no valen nada, tranquilamente los arroja a los residuos". Pero cuando Stowe le dijo que podían ser vendidos en al menos 15.000 libras esterlinas, "tuvo casi un infarto".

El hombre entonces le mencionó a Stowe que dividiría la suma con su hija.

A adquirir la reliquia histórica -definida por Stowe como "el lote más esplendido del siglo"- fue un coleccionista que propuso la cifra de 260.000 libras esterlinas (casi 290.000 euros) por teléfono a los seis minutos de iniciada la convocatoria.

En cuanto al hombre que estaba por arrojarlos a la basura, ahora recibirá una suma de dinero "que te cambia la vida", aseguró el subastador de Bristol.