Menú principal


 
 
Incendios en el Delta
Escrito por Director   
Jueves, 06 de Agosto de 2020 19:05

El viento reavivò algunos foco en las Islas de Victoria

 La Brigada Forestal de la Policía de Entre Ríos se encuentra trabajando en la isla Charigüé, departamento Victoria, por el reinicio de algunos focos  que se produjeron durante la noche cuando cambió el viento,


“Estamos trabajando en coordinación con el Sistema Nacional de Manejo del Fuego, que está haciendo base en la localidad de Alvear, al sur del Rosario, donde tiene un helipuerto y están despachando brigadas helitransportada”, contó el Jefe de la División Forestal.

Las acciones se desarrollan actualmente en isla Charigué, en el Departamento Victoria frente a Rosario, donde se encuentran los focos. “Los más importantes están hacia el sur, frente a Gálvez o más abajo frente a Villa Constitución”, precisó Martínez.

“Una de las maneras de llegar a los focos de incendio es en helicóptero o en embarcación, pero por la altura de los arroyos y ríos se complica, entonces muchas veces tenemos que ir hasta un punto en embarcación y después caminar o a caballo”, relató.

Este jueves una cuadrilla salió a caballo hacia el sur de la isla, por el reinicio de unos focos durante la noche cuando cambió el viento. “Hasta ayer teníamos viento norte, ahora cambió a viento sur-sudoeste, y eso trajo aparejado que se reavivaran algunos focos en la zona”, especificó el funcionario.

Explicó también que se trata de lugares “donde el fuego queda bajo tierra por unos días, incluso varias semanas, y cuando viene un aporte de aire fresco, un viento importante como el que estamos viendo ahora, se reavivan las llamas”.

En la zona afectada hay muchas viviendas, por lo que la brigada se centra en salvaguardar “la vida de la gente y sus pertenencias. El trabajo es arduo, día a día y parte por parte, porque tampoco podemos atacar todo el conjunto de todos los focos de incendios”, dijo el jefe a esta Agencia y agregó: “Obviamente también estamos comprometidos con el medio ambiente”.

“La sequía y la bajante de los ríos trajo también aparejado este fenómeno que no es sólo de Entre Ríos, está afectando a varios países, y es tan grande la vegetación seca que muchas veces corre libremente”, lamentó.

Explicó que sólo una lluvia de más de 100 milímetros podría ayudar a extinguir los focos. “En meses anteriores ha llovido 15 o 20 mm y no ayudó para nada”, admitió.

“Hasta el momento no hemos tenido que lamentar víctimas ni daños de importancia en las viviendas. Si han muerto muchos animales silvestres, por los dos casos, hemos visto muchos animales muertos por la sequía, porque no tienen para comer, y algunos por el fuego, sin dudas”, comentó. (APFDigital)
Actualizado ( Jueves, 06 de Agosto de 2020 19:17 )