Menú principal


 
 
Bloque
Escrito por Director   
Sábado, 16 de Mayo de 2020 09:53

El Grupo de Puebla propondrà al G20 una moratoria de un año para la deuda de paìses en desarrollo

 Además, el bloque regional informó que en los próximos meses se creará un centro de pensamiento que se llamará Marco Aurelio García, en homenaje al fallecido asesor de política internacional del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.


En su quinto encuentro, el Grupo de Puebla se reunió de forma virtual, con Colombia como país anfitrión y con la participación del presidente Alberto Fernández, y anunció que le propondrá al G20 una moratoria de al menos un año para el pago de la deuda de países en desarrollo, cuyas economías se están derrumbando con la pandemia.

Además, informó que en los próximos meses se creará un centro de pensamiento que se llamará Marco Aurelio García, en homenaje al fallecido asesor de política internacional del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que funcionará también como una base de operaciones del bloque regional.

El grupo también creará su propio brazo legislativo: la bancada parlamentaria de Puebla.

En la conferencia de prensa que selló el encuentro y de la que participó Télam, la senadora paraguaya Esperanza Martínez explicó que esta "bancada" comenzará a funcionar por ahora con nueve legisladores de ocho países que integran el grupo -entre ellos el senador argentino Jorge Taiana- y llegará a tener como máximo cuatro dirigentes de cada país.

El objetivo es que se discutan propuestas concretas sobre temas centrales como las deudas públicas, los sistemas impositivos y la defensa de la salud y educación públicas, y luego los legisladores planteen las iniciativas elaboradas en sus propios congresos.

En la reunión estuvieron presentes el presidente Fernández y 30 fundadores del grupo, entre ellos, los ex mandatarios José "Pepe" Mujica, Rafael Correa, Evo Morales, José Luis Rodríguez Zapatero, Dilma Rousseff, Lula da Silva y Ernesto Samper.

En representación de la Argentina, Fernández destacó en el encuentro que "la pandemia de coronavirus dejó al descubierto la desigualdad y que el capitalismo concentró, en muy pocos, grandes recursos, y pobreza en otros".

"La desigualdad no es un buen camino para enfrentar situaciones críticas como estas y, en muchos lugares del mundo, la solidaridad quedó a un costado cuando debería ser el común denominador que nos una y vincule".

En ese sentido, el grupo anunció que, con la ayuda del premio nobel de Economía, Joseph Stiglitz, ya tiene listo una propuesta para presentar primero ante el G20 y luego ante el FMI y el BID para aprobar una moratoria de al menos un año para la deuda de los países en desarrollo, un plan similar al que ya se aprobó para los países más pobres.

"En política exterior hay que desideologizar las cosas y hacer más política", destacó Samper en la conferencia de prensa.

En la reunión, el ex presidente brasileño Lula también presentó una propuesta con potencial repercusión global.

"El mundo no tiene más dirigentes políticos. Tiene comisiones de burócratas que determinan las cosas que van a pasar. Es por eso que (el presidente estadounidense Donald) Trump hace lo que quiere y decide lo que quiere. Es por eso que, aquí en Brasil, (el mandatario Jair) Bolsonaro no respeta a nadie", aseguró Lula.

"Tenemos que discutir cuál es el papel que tendrá el Estado después del coronavirus", agregó y le pidió al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que convoque a una reunión con las principales organizaciones internacionales y todos los países, "especialmente los del G20" para "tomar decisiones concretas".

En este quinto encuentro, Colombia fue el país anfitrión y, por eso, la frágil situación del acuerdo de paz con la ex guerrilla FARC tuvo un lugar especial en la discusión.

En representación del país, el senador y reconocido defensor de los derechos humanos Iván Cepeda destacó que más de 500 dirigentes sociales, indígenas y ex guerrilleros comprometidos con el proceso de paz ya fueron asesinados por grupos ilegales y pese a reclamar insistentemente la protección del Estado.

Cepeda llamó al Grupo de Puebla a sumarse a la oposición colombiana, la ONU y otras organizaciones humanitarias presentes en el país y reclamarle al gobierno de Ivan Duque que cumpla con el acuerdo de paz firmado en 2016, un logro que, según Samper, fue "de la humanidad, no de Colombia".

"La paz, la democracia y la unión entre las fuerzas progresistas son la mejor vacuna contra la pandemia que hoy estamos enfrentando", concluyó Cepeda.