Menú principal

 
 
 
 

Cuba
Escrito por Director   
Sábado, 08 de Febrero de 2020 20:29

Cristina Fernandez Presentò "Sinceramente" en La Habana

 El 24 de marzo de 1976 se clausuró una Argentina que había optado por un modelo de producción, de trabajo, de industria. Se instaló el modelo financiero y comenzó un período con un promedio de endeudamiento de más de 10 mil millones de dólares por año.


Luego del 10 de diciembre de 2015, vino otro modelo de endeudamiento. Hasta ese momento el período más terrible de endeudamiento había sido el de la dictadura. Bueno, estos cuatro años el promedio fue de 30 mil millones por año.

Habíamos dejado el país con $0 de deuda al FMI, nos habíamos independizado de esa auditoría condicionante de modelos de desarrollo. Y cuatro años después nos entregan el país con una deuda de 44 mil millones de dólares al FMI.

Nunca, en toda la historia de nuestra adhesión al Fondo después del golpe militar del ‘55, se le había debido al FMI una suma de esta magnitud. Y digamos también que el Fondo nunca le había prestado a ningún país una suma similar.

Cuando te prestan y te comprometes a devolver en un plazo que cualquiera que tenga una mínima idea de la economía sabe que no vas a cumplir, estamos ante un plan, más que de endeudamiento, de subordinación definitiva del país a intereses que no son los nuestros.

No fue un préstamo para hacer represas, carreteras, programas ni obras de infraestructura. El Fondo presta para dar estabilidad a los países, pero acá se prestó para que se fugara el dinero.

La fuga fue por varios agujeros, por un lado al mundo estrictamente de la especulación financiera y por otra parte, a las tarifas convertidas en pesos y luego en dólares para llevárselos afuera.

Quien tiene estos datos es el Banco Central de la Argentina que debería informarle a los argentinos cómo fue el endeudamiento, cómo fue el proceso y quiénes fueron. Es una deuda que la democracia tiene.

De la misma manera que Alfonsín entendió que había una deuda de la democracia de decirle a los argentinos qué había pasado en materia de Derechos Humanos, hay una deuda que es decirle a los argentinos cómo fue este nuevo proceso de endeudamiento.

Lo primero que tenemos que hacer para poder pagar es salir de la recesión. Y se sale de la recesión con una gran inversión por parte del Estado.

Además, las tarifas públicas tienen que ser revisadas integralmente. Yo quiero saber si todos los presupuestos sobre los que se definieron las tarifas han sido correctos y si las inversiones han sido hechas.

Hoy contamos con todos los instrumentos para hacer una revisión tarifaria que le devuelva a los argentinos la confianza de que cuando votan y se les dice que se va a hacer tal cosa, se va a hacer.

Y yo estoy convencida de que se va a hacer porque lo hemos hablado con Alberto y él tiene ese compromiso con la sociedad. Y lo va a cumplir, no tengo dudas.