Menú principal


 
 
Messi, de penal, le dio la igualdad agónica a la Selección
Escrito por Director   
Lunes, 18 de Noviembre de 2019 21:25

Argentina Empatò 2-2 Frente a Uruguay en Tel Aviv

Argentina empató de manera agónica 2-2 con Uruguay en Tel Aviv, Israel, en un amistoso que sirvió a ambas selecciones para despedir el año con una nueva edición del Clásico del Río de La Plata. El conjunto dirigido por Lionel Scaloni tuvo el mérito de reaccionar dos veces y llegar al empate final con un penal de Lionel Messi en tiempo de descuento.


En el inicio, el conjunto dirigido por Lionel Scaloni tuvo más el balón, pero los uruguayos fueron más incisivos y se pusieron en ventaja con un golazo de Edinson Cavani. Un cabezazo de Sergio Agüero tras un tiro libre medido de Messi le sirvió a Argentina para llegar al empate, pero enseguida los celestes volvieron a tomar ventajas con un gran tiro libre de Luis Suárez. Cuando parecía que todo estaba perdido, en tiempo de descuento, Messi puso el empate con un penal muy bien ejecutado.

Cuando iban 34 minutos, una gran maniobra colectiva de los celestes marcó la apertura del marcador. Todo nació con Lozano por la izquierda, que cedió al medio para la entrada de Torreira. El volante del Arsenal amagó patear, pero prefirió asistir a espaldas de Tagliafico a Luis Suárez, que tocó al medio para que Cavani anotara el primer tanto.

 

El duelo arrancó con un típico ritmo de amistoso, con dos equipos jugando a ritmo cansino. Lo mejor de Argentina nació a partido de los pies de Messi, mientras que Uruguay inquietó con la potencia de sus delanteros, Suárez y Cavani.

Precisamente una combinación entre los dos atacantes y Lozano terminó en la jugada más peligrosa del inicio, cuando el jugador del Barcelona remató desde el área menor y el balón rebotó en Tagliafico. 

Lo de Argentina se limitó a centros y búsquedas por los costados, pero sin encontrar profundidad para inquietar a la defensa uruguaya. Lo más claro fue un tiro libre de Messi desde el borde del área, que el arquero Campaña controló con una gran volada junto al palo izquierdo.

 En el segundo tiempo, Argentina insistió con su búsqueda por las bandas, pero sin encontrar profundidad como para generar ocasiones de peligro. Por eso, pese a su mayor tenencia, la única manera de inquietar a Campaña llegó con la pelota parada, otra vez manejada por Messi. Si bien Acuña por la izquierda y Saravia por la derecha se proyectaron con insistencia, sus incursiones provocaron muy poco riesgo.

Fuente:Pàgina 12