Menú principal


 
 
Copa Amèrica
Escrito por Director   
Viernes, 28 de Junio de 2019 18:08

Argentina Derrotò a Venezuela en el Maracanà

 Fue bueno el partido de la Selección, que se impuso con goles de Lautaro Martínez, de taco, y Giovani Lo Celso. Su rival por un lugar en la final será nada menos que Brasil.


La Selección derrotó por 2-0 a Venezuela este viernes en el Maracaná, con goles de Lautaro Martínez y Giovani Lo Celso, para avanzar a las semifinales de la Copa América, donde lo esperaba nada menos que Brasil. La lucha por el pasaje a la final será el próximo martes, a las 21.30, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.
 

Fue buena la actuación de la Selección en Río de Janeiro. Es que desde que arrancó el trámite no tuvo mayor problemas para manejar la pelota frente una Venezuela que se mostraba ordenada en la marca pero le costaba generar juego ofensivo.

En la Argentina, anduvieron bien los volantes, sobre todo Rodrigo De Paul y Marcos Acuña, quienes esta vez acompañaron mejor al capitán Lionel Messi y contribuyeron para que éste no tuviera que asumir toda la responsabilidad ofensiva. Leandro Paredes, por su parte, más focalizado en la marca, también aportó lo suyo con pases rápidos para imprimirle velocidad al ataque.

La Selección arrimó algo de peligro con jugadas de tiro de esquina. En la primera se lo perdió Pezzella y en la segunda, no perdonó Lautaro Martínez, quien tras el centro de Messi y un remate de Agüero, conectó con el taco y descolocó al arquero Farínez para el 1-0.

 La ventaja le dio aire a la Selección que juega ahora con la desesperación de los venezolanos, que se adelantaron unos metros en la cancha y dejan espacios a sus espaldas, que los argentinos intentan aprovechar con la velocidad de sus atacantes. Messi, parado más cómo enganche, va entrando poco a poco en juego.

 

La defensa del equipo nacional responde bien ante la presión de la Vinotinto. Foyth se hace fuerte frente a Machís y los centrales Pezzella y Otamendi, tienen bien controlado a Rondón. Y también Armani aporta seguridad cuando la pelota se acerca a su carco.

Sobre el final de la primera etapa, la Vinotinto tuvo una chance como para empatar con un cabezazo de Chancellor, en jugada de tiro de esquina, que se fue por arriba del travesaño. Argentina contestó, unos minutos después, con una buena combinación entre Agüero y Acuña, cuyo centro no llegó a conectar por muy poco Martínez.

Fue bueno el primer tiempo del equipo de Scaloni, apoyado en el buen trabajo por las bandas de Acuña y De Paul, en el contagio de las ganas que le imprimió Martínez en el ataque; y todavía falta que Messi, flojo en las pelota paradas, aparezca en su total dimensión.

En el arranque de la complemento, habilitado por un buen pase de Lenadro Paredes, Lautaro Martínez tuvo una inmejorable chance para estirar la ventaja, pero su remate de derecha se estrelló en el palo y se fue afuera.

 Dudamel sacó un defensor, Mago, y metió un volante, Soteldo, para imprimirle un poco más de fuerza al ataque de sus dirigidos. Scaloni también movió el banco, mandó a la cancha a Angel Di María y sacó, tal como lo hizo frente a Paraguay con flojísimo resultado, a Lautaro Martínez.

 

También como le ocurrió ante los paraguayos, tras la salida del delantero del Inter y la del Huevo Acuña (para que ingreso Lo Celso) la Selección experimentó una merca en su rendimiento. Venezuela comenzó a ganar terreno y así, a los 70, Armani salvó el cero en su arco al contener un disparo de gol a Ronald Hernández.

Comenzaba a desnivelar la Vinotinto cuando, a los 74, recibió el tiro de gracia de la Selección. De Paul robó una pelota en campo rival, se la llevó, la aguantó y tiró el centro atrás que tomó Agüero para sacar un violento remate que se desvió en el pie del arquero Faríñez y ahí nomás la tomó el ingresado Lo Celso para poner el 2-0.
Fuente:Pàgina 12