Menú principal


 
 
Espía arrepentido
Escrito por Director   
Viernes, 29 de Marzo de 2019 20:57

Se entregò el agente de inteligencia que operaba con D'alessio

 Hugo "Rolo" Barriero estaba prófugo y a través de su abogado pidió contactar primero al fiscal Curi, lo que parece un intento de ser aceptado como arrepentido. En las próximas horas podría declarar en la causa. El agente de la AFI le había hecho de nexo entre el falso abogado y el Poder Judicial.


El prófugo agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Hugo Rolando Barreiro, se presentó este viernes en Dolores y durante la mañana del sábado va a declarar ante el juez Alejo Ramos Padilla. El rumor instalado era que Barreiro primero pidió hablar con el fiscal Juan Pablo Curi, algo que hacen habitualmente los que proponen declarar como arrepentidos. Si el imputado acuerda con el fiscal una declaración, recién después se le entrega al juez para que la acepte y reconozca a quien declara como imputado colaborador. El abogado de Barreiro, Guillermo Alberdi, pidió hablar con el fiscal Curi, pero éste --posiblemente en sintonía con Comodoro Py-- se negó a tomarle declaración como arrepentido. Por lo tanto, el magistrado decidió que el espía --no se sabe si oficial o inorgánico-- declarará el sábado muy temprano y, si quiere hacerlo como arrepentido, ahí mismo se le dará vista al fiscal. Todo será filmado como lo requiere la Ley del Arrepentido, algo que el fiscal Carlos Stornelli eludió hacer en la causa de las fotocopias de los cuadernos. Barreiro pasará la noche en una comisaría de la zona de Dolores.

    El espía ahora detenido es un engranaje muy importante de la trama. En primer lugar, porque sería parte del aparato del Estado, del Poder Ejecutivo, ya que responde a las órdenes de los titulares de la AFI. Nació en 1981, de manera que es demasiado joven para estar jubilado, pero no se puede descartar que haya renunciado a su puesto en la AFI y haya estado dedicado a este tipo de trabajo sucio como inorgánico. En concreto, Barreiro llevó al falso abogado Marcelo D'Alessio a Mercedes y se lo presentó al fiscal Juan Ignacio Bidone. De ese dúo -Bidone-D'Alessio- empezaron a surgir parte de los datos con los que se hacían las extorsiones, como por ejemplo los informes de Migraciones, los de llamadas telefónicas y datos de las causas penales.
Fuente:Pàgina 12