Menú principal
 

 

Causa por Narcotràfico en Paranà
Escrito por Director   
Miércoles, 27 de Junio de 2018 21:34

Lemos Ampliò su Declaraciò y Complicò Aùn Màs a Gainza y el Resto de los Involucrados

 La expareja de Daniel “Tavi” Celis, Luciana Lemos, volvió a declarar ante el juez Ríos en el marco de la causa que la investiga por presuntos vínculos con el narcotráfico. Dio detalles de la relación de Celis con Sergio Varisco, Griselda Bordeira y Pablo Hernández. Además, ubicó al concejal del PRO, Emanuel Gainza, en igual protagonismo en los hechos.


La expareja de Daniel Celis, Luciana Lemos, complicó seriamente al concejal del PRO, Emanuel Gainza. El edil debía este miércoles prestar declaración testimonial en la causa por narcotráfico por la que está procesado el intendente Sergio Varisco, y por la que permanecen en prisión preventiva la funcionaria Griselda Bordeira y el concejal Pablo Hernández.

La testimonial se suspendió, luego de los allanamientos realizados en oficinas del edil y en la sede del PRO en la intersección de calles Monte Caseros y Enrique Carbó de Paraná.

En cambio, fue Lemos quien estuvo ante el Juez Federal, Leandro Ríos, prestando una ampliación de indagatoria en la que complicó seriamente al joven dirigente del PRO.

Según consignó Página Política, la mujer puso en el mismo lugar de responsabilidad a Gainza que a Varisco, Bordeira y Hernández respecto de los contactos con Celis, la compra de cocaína y la presunta distribución de estupefacientes en campaña electoral, según pudo saber Página Política.

En primer lugar, despejó dudas y dijo que escribió “Gainza” en el cuaderno donde anotó un listado de nombres como destinatarios de cocaína traficada por la banda de Celis.

Aseguró haber recibido “pagos” de Hernández y de Gainza, previo a la entrega de droga proveniente de Buenos Aires, “directamente para ellos”, afirmó la mujer. “Me había dado Bordeira los 200.000 pesos y me habían pagado los de esos dos, de Hernández y Gainza (...) Daniel (Celis) me dijo que pagaba uno Gainza y uno Hernández”.

Consultada para que de detalles de los montos, mencionó a Gainza “por 150.000 pesos y a Hernández 165.000 pesos por kilo de cocaína. La diferencia de precio entre uno y otro la ponía Daniel”.

Afirmó que la droga no se entregó al momento del pago: “La plata viajó a Buenos Aires y al otro día llega la mercadería a las 7 de la mañana. Junte la plata de 165, 150 más los 200 que me había entregado Bordeira y esa plata es la que viajó (...) Ese día vinieron 6 kilos, que era lo acordado, uno para Gainza, uno para Hernández, dos para Borderia y dos para Varisco”.

• Chino

Se le preguntó por una “CH” consignada en las anotaciones junto al nombre de Gainza. Su explicación fue la siguiente: “Cuando yo fui a ver Daniel, después de que lo apuñalaron, y ahí me dijo que tenía otro comprador que le íbamos a poner ‘Chino’, que cuando llegue el día que había que entregarle a Chino me iba a decir quién es (...). Me dijo que era Gainza unos días antes que llegue la mercadería”.

Luego aseguró haberlo buscado al edil en su despacho y haberlo llamado por teléfono a un número que le pasó Hernández.

Lupita -como se la conoce- también dio cuenta del presunto destino de la droga. Dijo que la compraban “para repartirle a los que los iban a votar en la campaña, le armaban bolsitas y las repartían. Las armaban los que trabajaban en el Movimiento Vecinal del Oeste. Esto lo sé porque yo estaba ahí y veía lo que pasaba, me refiero a la campaña 2015. Se repartía en todos los barrios donde ellos iban. Lo de los 6 kilos, no sé qué pasó con eso, creería que era para lo mismo”. (APFDigital)