Menú principal
 

 

Salud Pùblica
Escrito por Director   
Martes, 09 de Enero de 2018 20:09

Cuarenta pacientes sin obra social accedieron a cirugías cardiológicas durante 2017

 Reemplazos de válvulas mitral y aórtica y bypass coronarios, fueron algunas de las cirugías que se realizaron a pacientes sin cobertura social durante el 2017 a partir de un trabajo conjunto entre el hospital San Martín y clínicas y sanatorios privados de la ciudad de Paraná.

A través de un convenio entre el Ministerio de Salud de Entre Ríos y los establecimientos privados, se le dio solución a 40 entrerrianos sin obra social con problemas cardiológicos serios o importantes, con riesgo de vida, mayores de 15 años. Cabe destacar que el costo aproximado de cada cirugía es de 250.000 pesos.

En total, para las 40 cirugías el Estado provincial destinó más de 9 millones de pesos y se realizaron en la clínica Modelo, el sanatorio La Entrerriana y el Instituto Cardiovascular de Entre Ríos (Icer), en función de las gestiones realizadas desde el hospital San Martín, efector de mayor complejidad en la provincia, cuya dirección está a cargo de Fernando Giménez.

En este marco, la jefa del servicio de Cardiología del hospital San Martín, Luz Don, señaló: “Los pacientes derivados de los departamentos de la provincia, ingresan al servicio por consultas, urgencias o descompensación, y se les realizan los estudios. Cuando se llega al diagnóstico, se hacen las solicitudes teniendo en cuenta la operación que se deben realizar. En estos últimos seis meses, por el nuevo convenio que ha hecho el hospital, se ha acelerado el trámite y se puede operar en 15 días”.

“Luego de la cirugía, donde participan profesionales médicos de nuestro servicio, en general el paciente se queda internado tres días en terapia, y cuando ya está compensado, vuelve al hospital a cumplir con los días necesarios de internación”, explicó la médica.

Las patologías que más precisan de intervenciones son las valvulopatías y la cardiopatía isquémica. Para la enfermedad coronaria, es decir, de las tres arterias, es necesario realizar bypass. Para la enfermedad de válvulas (alteraciones por insuficiencias valvulares), se hace el reemplazo de forma mecánica o biológica. Para la enfermedad de la arteria aorta, se realiza un reemplazo de un segmento de la arteria. Cuando hay alteración de comunicación de séptum auricular y ventricular (alteraciones congénitas), se hace un cierre de comunicación interauricular e interventricular. Para las alteraciones del pericardio.

Para cuidar la salud del corazón

El servicio de Cardiología del hospital San Martín cuenta con un área de consultorio externo en la planta baja del efector donde se realizan actividades asistenciales ambulatorias, métodos de diagnóstico complementario y de rehabilitación cardiovascular; un área de internación (con cuatro salas generales de dos camas cada una con baño privado), y la Unidad Coronaria que cuenta con cinco camas.

El servicio está integrado por 26 médicos, tres enfermeras profesionales en consultorio externo y personal administrativo. En el área de internación hay 25 enfermeros.

En 2017, el servicio recibió más de 15.000 consultas y se realizaron 12.000 electrocardiogramas (representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón), 72 eco-estrés (prueba de esfuerzo inducida por ejercicio), 384 holter (dispositivo domiciliario que registra datos del funcionamiento cardíaco), 384 monitoreos ambulatorios de la presión arterial (MAPA), y 1.600 ergometrías (prueba de esfuerzo controlada).

“Cada año crece la demanda y tenemos que ofrecer un servicio de calidad acorde. Contamos con unidad metabólica con rehabilitación cardiovascular, para el tratamiento de pacientes con obesidad, insuficiencia cardíaca o que precisan un cuidado especial luego de un infarto, por medio de actividades a cargo de un profesor de educación física”, precisó la profesional.

“Recibimos derivaciones de toda la provincia por diferentes patologías. En 2017 se organizó el departamento de Electrofisiología para el diagnóstico y tratamiento de las arritmias severas”, indicó la especialista.

Por último, la jefa del servicio hizo referencia a los objetivos para este año: “Estamos conformes con el trabajo que estamos realizando junto a los establecimientos privados, porque hemos podido realizar las cirugías, pero proyectamos comenzar a hacer ese tipo de intervenciones en el hospital. Cabe destacar que en 2014 comenzó a funcionar el servicio de Hemodinamia, lo cual significó un cambio histórico en el tratamiento intervencionista de la cardiopatía isquémica aguda”, aseguró.

“Tenemos la idea de inaugurar una plaza de la buena salud en el patio del hospital para promocionar la actividad física, la dieta saludable, y dejar los hábitos tóxicos como el cigarrillo y el alcohol que tanto enferman al corazón. Reforzamos la prevención en todos los entrerrianos para diagnosticar a tiempo y brindar el tratamiento correspondiente a cada caso”, finalizó diciendo la profesional.

(Prensa Ministerio de Salud)